Pino silvestre

..:::Un rincon con sabor a madera:::..

Pino silvestre

El pino silvestre, también conocido como pino rojo, se encuentra entre las tres maderas preferidas por los carpinteros.

Además, es la más distribuida y extendida en todo el continente europeo. Suele crecer en climas fríos.

Existe una teoría que plantea que este tipo de árbol debería crecer en toda la parte septentrional de Europa, aunque esta no es la realidad.

Orígenes 

El pino silvestre proviene de varias partes de Europa, creciendo desde España hasta Turquía.

Nombre científico

Su nombre científico es del roble es Pinus sylvestris L.

Características del pino silvestre

Esta madera proviene de un árbol de tipo caducifolio. Su albura suele tener una tonalidad amarilla pálida. Su duramen es rojizo.

La fibra del pino silvestre es recta, teniendo un grano de medio a fino. Presenta nudos con frecuencia, siendo sanos y saltadizos.

Además, suele tener algunas bolsas de resina pequeñas. Es semi resistente a los insectos y hongos.

Peso medio en seco

La madera del pino silvestre es semi blanda. Posee una densidad entre 500 y 540 kg/m3, siendo considerada como una madera semi ligera.

Además, posee un grado de humedad aparente de 12%. Es considerada una madera con alta resistencia a la humedad.

Usos más frecuentes del pino silvestre

En carpintería, este material suele utilizarse para revestimientos interiores y semi exteriores, siendo común en frisos, ventanas, tarimas y puertas.

En cuanto a la construcción y fabricación de muebles, se usan para creaciones de calidad media, por su apariencia rústica.

También son muy frecuentes en la construcción de techos y vigas que no estén expuestos totalmente.

Es el material preferido para realizar maderas laminadas y para construcciones auxiliares. Un ejemplo es la fabricación de encofrados y puntuales.

El pino silvestre es comúnmente usado para construir muebles juveniles o rústicos, por su apariencia y su facilidad de manejo.

Al ser un tipo de madera con baja cantidad de resina, se utiliza para la aplicación de tintes, cambiando las tonalidades de acuerdo con el resultado que se esté buscando.

Mecanización

El pino silvestre se encuentra entre las maderas más utilizadas en la carpintería por su facilidad a la hora de trabajarla.

No presenta ningún inconveniente durante el cepillado, aserrado, atornillado y/o clavado.

En cuanto al encolado, no suele tener problemas, a menos que se utilice la resina.

Es un excelente material para el acabado, siendo ideal para la aplicación de tintes y barnices.

Esta madera presenta un secado lento, habiendo cierto riesgo de fendas y/o ligeras deformaciones en el acabado final.

Precio y disponibilidad del pino silvestre

Esta madera suele ser una de las más económicas; no porque sea de mala calidad, sino por la abundancia con la que crece.

A diferencia de lo que muchos creen, el pino silvestre es una de las maderas más utilizadas por los carpinteros, estando entre las tres más comunes.

Por otro lado, el hecho de crecer en gran parte de Europa, facilita su importación y exportación. Esto hace que su precio sea accesible.

Asimismo, suele encontrarse en la gran mayoría de los aserraderos y ventas de madera, al tener un alto índice de compra.